fbpx

Como lograr una buena foto de un plato

A veces se nos ocurre tomar una foto de un plato que nos han servido y que nos parece muy apetecible, y cuando la vemos en la pantalla decimos “puajjj” qué feo se ve.

Otras veces alguien (algún chef amigo, o una empresa) nos encarga este tipo de fotos con algún fin comercial, por ejemplo, y los resultados no son tan vistosos o impactantes como nos imaginábamos que tendrían que ser.

El fotografiar un plato de comida (cualquiera sea) no es cosa sencilla. Pero no difícil si seguís estos consejitos que he aprendido con el tiempo y que no requieren de un gran estudio  o equipos de iluminación sofisticados (aunque esto impresiona y gusta a los clientes que te encargan esas fotos).

Primero, lo que no debemos hacer con un plato es ponerlo debajo de una luz cenital o frontal ya que achataría los volúmenes, es decir la profundidad de los distintos elementos que lo componen. 

Segundo, no fotografiarlo entero o de lejos. Que no entre en cuadro lo que está alrededor.
Muchas veces he estado fotografiando para grandes chefs y cuando puse la cámara con un plano bien apretado, cortando parte de la loza del plato, me han dicho ¿pero cómo? no se ve el plato entero!!! Pero una vez que les mostré la diferencia entre un plano como el que ellos querían y el que yo planteaba más close up, definitivamente me dieron la razón y eligieron el que yo sugería.
Porque con un plano más cercano, te metes en plato, en sus componentes y ves el detalle y las texturas; te olvidas de que el círculo de la loza o plano no se ven, para meterte de lleno en la comida.

Esta foto como la anterior, están hechas con la luz que entra de una puerta de vidrio esmerilado que está detrás (contraluz)

Aunque sea solo una porción de pizza de mozzarella, si vas al plano bien cercano te metes con la cámara, lo que se ve, te tienta más o se ve más apetecible que si mostrás toda la porción con el entorno.

En este caso un budin de polenta, si nos centramos en las 3 porciones cortadas, ¿para qué mostrar todo el budín entero)

Lo que si hay que hacer: es poner una luz de contra, o sea desde atrás, o desde un costado y de atrás. Puede ser que arrimes el plato cerca de una ventana y que la luz venga de atrás o lateralmente, eso va a crear luces y sombras que le van a dar un volumen y profundidad muy interesantes, además de levantar los brillos que aparezcan por el efecto de contraluz y que tengan los ingredientes del plato.

Lo mismo con este flan, todos sabemos que es redondo, para qué insistir en mostrar algo que ya conocemos, en cambio si nos acercamos vemos bien la textura y los brillos que nos lo hacen más apetecible.

Si ves que las sobras te quedan muy oscuras, pones una servilleta blanca (o una hoja de papel blanco a manera de rebatidor o pantalla reflectora) cerca de la cámara, que le pegue la luz que entra por esa ventana o fuente de luz y la refleje, con eso suavizaste esas sobras.

Como en las otras solamente una luz que entra de una ventana por detrás y un poco lateral a la izquierda.
Creme Brûlée bien en primer plano, que se noten esos brillos y textura del acaramelado superior. Con la luz lateral y el macro, ya está!

No le tengas miedo al macro, a meterte bien dentro de lo que pasa allí, de lo que creo el chef. Los celulares de hoy enfocan (hacen foco) a poca distancia y si estás con una cámara y no tenés un lente macro, comparte por muy poco precio una “lentilla de aproximación” de una o dos dioptrías (son muy baratas y hasta las podes conseguir en casas de usados), o bien el lente de algún anteojo de lectura apoyado sobre el objetivo de la cámara o celu (un recurso sencillo pero muy eficaz).

Problá, investiga y jugate. Después me dejas tus comentarios.

Hasta el próximo!!!

One thought on “Como lograr una buena foto de un plato”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *